Allanaron Maxja: prostíbulo denunciado por la Alameda en 2012

El viernes por la madrugada allanaron y clausuraron Maxja. El operativo dio como resultado 2 victimas rescatadas y 3 detenidos

Después de ser denunciado por la Fundación Alameda en 2012, inspección general junto a la unidad fiscal de Composición Temprana de Conflictos Penales a cargo de Graciela Trill realizo un operativo administrativo en el lugar. Estos encontraron 5 dominicanas dentro de un prostíbulo, pero para Bruzzeta (inspección general) y Trill (justicia provincial) esto no era un indicativo de trata de personas y no derivaron la investigación a la justicia federal. Hoy se desconoce el paradero de esas 5 mujeres y no se les puede dar el acompañamiento necesario para su reinserción social.

2 años después el prostíbulo habilitado por la municipalidad seguía funcionando.

Cámara oculta realizada por la fundación en 2012:

Nota sobre el allanamiento por Belén Cano:

Clausuraron Maxja: investigan complicidades políticas y policiales

El prostíbulo, ubicado en Peralta Ramos casi Vértiz había sido cerrado por el Municipio, pero fallas administrativas lo habían dejado abierto con amparo legal. Dos mujeres fueron rescatadas en “especial situación de vulnerabilidad”.

Maxja estaba abierto a la vista de todos. Un letrero en su puerta llamaba la atención de posibles clientes/prostituyentes y uno de sus dueños hasta hacía publicidad del local a través de su Facebook. Incluso, en abril de 2013 el Municipio clausuró el lugar, y aunque la Justicia Federal lo investigaba por el delito de trata, se enviaron las actas a la Justicia de Faltas. Fallas administrativas, dieron vía libre al negocio prostibulario. Pero una investigación conducida por Laura Mazzaferri, fiscal federal N°1 de la ciudad, derivó en un allanamiento que terminó con la clausura del local y tres detenidos.

Entre la noche del jueves y la madrugada del viernes pasado, personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) irrumpió en el lugar situado en avenida Peralta Ramos casi Vértiz. Durante el operativo, fueron rescatadas dos mujeres, quienes se encontraban “en una especial situación de vulnerabilidad”, según informaron desde el Ministerio Público Fiscal. En tanto, tres personas, una pareja y su hijo, quedaron detenidas por trata de personas agravado y se libró otra de detención.

En el lugar, además de dinero, se secuestraron cuatro armas, una de ellas en poder de uno de los detenidos. También, se incautó documentación que, sumadas a datos que habían surgido de la investigación, “permitirá establecer posibles complicidades policiales y políticas”, las que se encuentran en plena etapa de investigación.

La investigación a cargo de Mazzaferri contó con la intervención de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) y la colaboración del equipo de trata de personas del Ministerio Público Fiscal de Mar del Plata.

Las víctimas encontradas allí fueron entrevistadas el viernes por las profesionales del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia de la Nación, en las instalaciones del Juzgado Federal Nº3, a cargo de Santiago Inchausti.

El magistrado, que actuó como subrogante del Juzgado Federal N°1, había librado la orden de allanamiento e indagó a los imputados. También, se dispusieron medidas de protección de las mujeres rescatadas, “quienes habrían sido sometidas a malos tratos constantes, amenazas y acoso sexual por los imputados”, según la información oficial.

SI HABÍA SIDO CLAUSURADO ¿POR QUÉ SEGUÍA ABIERTO?
Maxja seguía abierto a pesar de la ordenanza 19.789 que prohíbe expresamente los locales “donde se compruebe que se ejerza la prostitución, se promueva a ella o se verifique alguno de los supuestos de trata de personas”. Y a pesar del allanamiento realizado por el Municipio en abril de 2013.

¿Qué sucedió en el medio? La Municipalidad, tras el operativo, y a pesar de haber encontrado allí -según consta en la gacetilla municipal- a cuatro mujeres de República Dominicana, y sabiendo que había una causa abierta en la Justicia Federal, dio intervención a la Justicia de Faltas.

“El local fue desocupado y clausurado. Se secuestraron elementos que hacían a la actividad. Todo esto enmarcado dentro de la decisión del intendente Pulti de combatir los supuestos delitos de trata, esta actividad deleznable que es utilizar a personas para que ofrezcan su cuerpo o ser utilizadas para la facilitación de la prostitución ajena”, informaba en aquel momento Eduardo Bruzzeta, titular de Inspección General.

Pero la resolución de la Justicia de Faltas fue cuestionada por el dueño del prostíbulo, y el 9 de agosto de 2013 el juez en lo Contencioso Administrativo, Simón Isacch dejó sin efecto la clausura que hizo el Municipio y con ese amparo legal volvió a abrir sus puertas, tal como denunció la Fundación Alameda, que lucha contra el trabajo esclavo y la explotación de los seres humanos, en septiembre de 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s