Se oye ruido de rotas cadenas

SOCIEDAD › LANZAN UNA NUEVA LINEA DE LA MARCA GLOBAL DE ROPA LIBRE DE TRABAJO ESCLAVO

Para avanzar en la lucha contra el trabajo esclavo en las fábricas textiles, la marca No Chains, impulsada por la cooperativa argentina La Alameda y por la tailandesa Dignity Returns, presentará hoy tres nuevos modelos de su línea de prendas. La marca global avanza así en su proyecto formalizado en junio de 2010 –dado a conocer por Página/12–, luego de dos años de construcción. Entre sus recientes conquistas logró involucrarse con organizaciones obreras de lugares tan disímiles como Nicaragua o Filipinas. Para mediados de este año, los referentes de esta iniciativa esperan tener un local propio en un shopping de la Ciudad de Buenos Aires.

Para tener un anticipo de lo que viene para No Chains, y para recorrer su breve pero intensa historia, Página/12 dialogó por videoconferencia con Doris Lee, coordinadora del Centro de Monitoreo de Recursos Laborales de Hong Kong. Esta mujer fue el nexo entre las cooperativas argentina y tailandesa, que tiempo después parieron este proyecto de marca global que “simboliza la lucha de un mundo sin cadenas”. La intención del lanzamiento de los tres nuevos modelos –Mensajes de Libertad, La Carga y Free– es “seguir promoviendo el comercio justo y la economía solidaria”, sostuvo la coordinadora.

A partir de las tareas hechas en 2010, “hay interés de sindicatos y trabajadores despedidos para sumarse a la iniciativa, que poco a poco se extiende”, celebró Lee. Aunque reconoció que la lucha que tienen no es nada sencilla. “Hay que acostumbrar los mercados a la economía solidaria”, definió su objetivo de largo plazo. De todas formas, la militante del comercio justo se ilusionó: “Estamos esperanzados con nuestro trabajo, porque organizaciones de consumidores en Europa y Estados Unidos están dando su apoyo”.

De este lado del mundo, en el Mercado de Economía Solidaria de Palermo, lugar que servirá de sala de presentación para las nuevas prendas, miembros de La Alameda contaron a este diario los logros obtenidos por No Chains. Por ejemplo, en la actualidad mantienen conversaciones con cooperativas de trabajadores textiles de Filipinas, Italia, Nicaragua y Estados Unidos, de cara a lograr nuevas adhesiones a la propuesta global. Los contactos con estos movimientos de trabajadores surgieron en el encuentro Ropa Limpia, celebrado en noviembre pasado en Estambul, donde se abordaron propuestas para combatir a las marcas que tienen trabajadores sometidos a la esclavitud. En el plano local, avanzan en futuros proyectos con una organización de trabajadores marplatenses (Si) y con el Polo Textil de Barracas, que está apoyado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Gustavo Vera y Tamara Rosemberg, ambos de La Alameda, enumeraron los requisitos para que una cooperativa sea parte de No Chains: “Que trabajen sin patrón, que tenga una democracia sindical directa, que repartan de forma igualitaria las ganancias entre sus trabajadores, y que se sumen a las luchas de otros obreros en el mundo”.

El ejemplo lo pone Olga Cruz, cooperativista de No Chains y luchadora por los derechos de los trabajadores textiles. “Estamos convencidos de que sin patrón se puede ganar, que las fábricas funcionan”, expresó, basada en su experiencia personal. La mujer reivindicó el marco laboral de este proyecto: “Cualquiera de los costureros puede recibir dinero de los compradores, todo se reparte de forma igualitaria, podemos hablar mientras trabajamos sin que nadie nos rete, las personas pueden entrar al taller y vernos trabajar, no estamos escondidos”.

Hoy a partir de las 9.30 y en simultáneo con la cooperativa tailandesa, La Alameda dará a conocer la nueva colección de No Chains con la presencia de periodistas, artistas y modelos. La cita es en Bonpland 1660, en Palermo, donde funciona el Mercado de Economía Solidaria. Las remeras costarán 60 pesos, pero hoy, por ser día de lanzamiento, estarán a mitad de precio.

“El objetivo de la propuesta es que la gente tome conciencia de las condiciones en las que se fabrican las prendas”, dijo Vera, quien calificó el proyecto No Chains como “una marca militante”.

Informe: Leonardo Rossi.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-160929-2011-01-22.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s